MEDITACIÓN EQUINOCCIO OTOÑO/PRIMAVERA 21-09-2013

MEDITACIÓN EQUINOCCIO OTOÑO/PRIMAVERA 2013


PROPÓSITO: SANACIÓN DE LA CONCIENCIA COLECTIVA

Descargar aquí el PDF de la Meditación del Sol


En estos momentos actuales, en los que se ponen de manifiesto los conflictos generados por la conciencia humana, son instantes que nos permiten dirigir nuestra atención a nuestro interior para comprender lo que ocurre a nuestro alrededor. Tanto la Tierra como la conciencia colectiva están transmutando a través de energías revueltas que proporcionan el entendimiento y la conexión que cada uno tiene con su entorno.

El despertar de conciencia es un proceso natural que necesita su tiempo al igual que cualquier otro ciclo de la vida y del universo. Un tiempo para permitir que la semilla que estamos sembrando en la conciencia humana, a través de cada uno de nosotros, sea un gran árbol.

Cada proceso personal contiene arquetipos y karmas que si bien son particulares y ancestrales, también forman parte de la historia colectiva, y cuando uno los sana, ayuda a sanar a todo el conjunto.

De la misma manera, aquello que uno crea y emite desde su interior transforma la realidad de su entorno.

En esa coyuntura, tomemos conciencia que lo que ocurre en nuestro exterior nos ayuda a recordar que somos responsablesde todo lo que emitimos desde nuestro interior, como pensamientos, emociones, palabras y actos. Y que todo ello nos conduce a un proceso de sanación individual que se refleja en la conciencia humana y en la misma Tierra.

Somos canales a través de los cuales la Luz se expande por el planeta. Experimentando nuestros propios procesos integradores de luz y oscuridad, apoyamos a la Tierra en su proceso de transformación a partir de una conciencia humana evolucionada e iluminada. Ella también se está reajustando a las nuevas frecuencias y necesita que resonemos en unión para alcanzar el cambio vibracional.

Todo lo que sucede en el mundo es parte del proceso de despertar masivo en el que cada ser tiene su función y desarrollo personal.

Estamos trascendiendo el entendimiento separatista basado en el miedo, para dirigirnos a una conciencia de amor y unidad. En este equinoccio las energías de equilibrio que transcurren a través del Sol, nuestro portal de conciencia universal, nos permiten alinearnos con más intensidad al plan Divino.



PREPARACIÓN

Nos colocamos en círculo en contacto con el Sol si es posible.

Interiormente repites:                            
                       
-      Me conecto con la Divina Presencia que hay en mí en unión con la Divina Presencia del Universo.

-      Aquí y ahora agradezco la sabiduría y amor que fluye a través de mi.


MEDITACIÓN


Respira profundamente y deja escapar el aire con suavidad.

PAUSA

Permite que tu cuerpo, tu mente y tu corazón se centren en el momento presente.

En el aquí y en el ahora.

PAUSA

Pon la consciencia en tu respiración mientras dejas que tu cuerpo se relaje y tu mente se serene.

Visualiza como el aire que estás respirando es luz, es paz, es amor.

PAUSA PEQUEÑA

Dirige esa luz que respiras a todo tu cuerpo, nutriendo todos tus órganos y cada una de tus células.

PAUSA PEQUEÑA

Céntrate en tus pies y siente tu conexión con la Tierra.

Imagina como de ellos surgen unas raíces doradas que ahondan en la Tierra y profundizan cada vez más, hasta conectarte con su núcleo, con su corazón.

PAUSA PEQUEÑA

Tu energía se sincroniza con la Madre Tierra que te acoge como a un hijo, y recibes su Conciencia en tu corazón nutriéndolo de amor, alegría, abundancia y vida.

PAUSA

Ahora sitúate frente al Sol. Conecta con su luz. Siente, imagina su calidez, su amor, su poderosa energía aportando vida a todo tu ser.

PAUSA

A través de tu corona recibes luz solar pura que se dirige hasta tu corazón para activar tu alma, tu sabiduría interior.

PAUSA

Poco a poco comienza a visualizar que viajas por el Universo hacia el mismo Sol a través de sus rayos luminosos.

PAUSA

A medida que vas acercándote, tu conciencia se conecta con la Conciencia Solar. Tu mente se aquieta y tu corazón resplandece en un profundo sentimiento de alegría, paz y unidad.

PAUSA

Te fundes con el Sol.

PAUSA PEQUEÑA

Ahora contemplas el Universo con una visión luminosa, solar. Y observas la Tierra desde esa perspectiva.

PAUSA

Al contemplarla, puedes ver una gran red de conciencia humanaque la rodea completamente y que conecta a cada ser humano entre sí y con la Tierra.

PAUSA

Puedes ver y sentir como esa inmensa red de conciencia está formada por todas y cada una de las personas que habitan este planeta.

PAUSA PEQUEÑA

Imagina como millones de personas generan esa red de conciencia humana irradiando constantemente su experiencia vital.

PAUSA PEQUEÑA

Todas sus emociones, pensamientos, palabras y actos la crean y la transforman a través de las generaciones y del tiempo.

PAUSA PEQUEÑA

La conciencia solar que hay en ti, te muestra el lugar de esa gran red donde tú estás emitiendo.

PAUSA PEQUEÑA

Obsérvate desde fuera, contemplando tus pensamientos, tus emociones, palabras y actos cotidianos para contigo mismo.

PAUSA

¿Te ofreces amor, respeto, comprensión, tolerancia, paciencia, confianza?


PAUSA  

Mira como todo lo que creas hacia ti se irradia hacia tu entorno.

Observa cómo afecta a las personas que te rodean, a la red de conciencia colectiva y a la misma Tierra.

PAUSA

En ese instante la conciencia solar conecta con tu sabiduría interior y te recuerda que eres un ser de luz creado a partir de la Unidad y del Amor.

PAUSA PEQUEÑA

Que elegiste vivir estos tiempos, para recibir en ti las frecuencias de cambio e impulsar así la conciencia colectiva y la Tierra hacia una nueva vibración.

PAUSA PEQUEÑA

Un profundo reconocimiento hacia ti mismo/a crece en tu interior. Tu corazón irradia comprensión, amor, unidad y perdón.

PAUSA PEQUEÑA

Esa Luz que emites diluye las limitaciones, los juicios, las críticas. Te ayuda a aceptar y responsabilizarte de tu lugar en el Plan Divino con alegría.

PAUSA

Dirige esa Luz sanadora más allá del tiempo y del espacio, hacia lo más profundo que hay en ti, para sanar tus heridas ancestrales, comprendiendo sus razones de ser, perdonando y perdonándote.
PAUSA LARGA

Siente como todo el Universo contempla y apoya tu profunda sanación, que te libera de arquetipos y karmas, transformando tu ADN y tu conciencia.

PAUSA

Con esta nueva Luz en tu interior te conectas de nuevo la red de conciencia humana.

Siente a todas las personas que desde su lugar se conectan con responsabilidad, amor y respeto.

PAUSA

Ahora entre todos, enfocamos nuestra atención hacia aquellas zonas del mundo donde existen conflictos creados por la conciencia humana.

PAUSA PEQUEÑA

Y desde nuestro lugar en esa gran red, nuestros corazones se conectan creando una lluvia de intenciones de amor, paz, respeto y prosperidad que se derraman por todo el planeta.

PAUSA

Una misma frecuencia es impulsada hacia aquellas zonas donde el desequilibrio y el dolor se encuentran a causa de los actos humanos.

PAUSA PEQUEÑA

Esa lluvia de Luz, calma y sosiega los conflictos, vertiéndose en los corazones de las personas que allí se encuentran, para abrirlos a la compasión.

PAUSA

Más allá de sus actos y del sufrimiento, esas personas generan un despertar colectivo, y necesitan la luz del amor y la compasión para poder sanarse.

PAUSA

Juntos, honremos a cada ser humano que habita en este planeta, porque en lo más profundo de cada ser existe la Luz que crea el cambio de conciencia.

PAUSA PEQUEÑA

Imagina esa gran red de conciencia colectiva brillando con una nueva luz, una nueva frecuencia a través del amor, el perdón y la unión.

PAUSA

Un nuevo renacimiento se está gestando en el corazón de la Tierra y en la conciencia humana.

Permitamos que la Luz de nuestro corazón, brille a través de nuestros pensamientos, palabras, emociones y actos.

Tu creas ese cambio que deseas ver en el mundo.


PAUSA

Poco a poco vuelves a ponerte en contacto con tu cuerpo, con tu mente, sintiendo esa nueva Luz en tu interior.

PAUSA

Pones tus manos en tu corazón y damos las gracias a todos los Seres de Luz que nos han acompañado y guiado.

Damos las gracias al Sol y a la Madre Tierra por equilibrarnos y sostenernos.

Te agradeces a ti misma/o tu presencia y labor en este proceso de cambio colectivo.

Colocas tus manos en la Tierra y le pides que absorba de ti todo aquello que tu cuerpo físico no pueda sostener.


Meditación canalizada por Carol Mateos para las de Meditaciones del Sol en Agartam




Compartir:

Convocatorias Anteriores